¿Por qué publicar un libro en Amazon?

¡Muy buenas!

En esta nueva entrada de mi página web, me gustaría hablar sobre uno de los proyectos más importantes que he llevado a cabo durante este 2016: la novela de ficción “Las Muletas del Quijote“, cuya fanpage podéis visitar a través de este enlace.

Sobre por qué he creado esta novela, mi primer libro concretamente, hablé en profundidad en un vídeo de mi videoblog en YouTube “La Guía del Cineasta Precario“. En dicho vídeo, comentaba cuál era el origen del proyecto, cómo se me ocurrió la idea, qué personas han colaborado en su creación, el proceso de escritura, y finalmente, cómo Amazon ayuda a nuevos escritores a lanzar sus obras al mercado tanto en formato físico como Kindle, a través de servicios como CreateSpace o Amazon Kindle Direct Publishing.

Pero no estoy escribiendo esta entrada para redundar en aquello que ya dije, sino para comentar, específicamente, cuál es la utilidad de lanzar un libro al mercado, bien sea autoeditándolo o a través de Amazon.

En primer lugar, hoy en día no hay excusa que valga: si tienes una idea en la cabeza, HAZLA REALIDAD. Antiguamente, publicar una obra literaria derivaba en un proceso complejo y farragoso, para el que se necesitaba sí o sí una editorial en la mayoría de los casos. Pero, actualmente, Internet ha democratizado sobremanera el proceso creativo, no solo poniendo a nuestro alcance todo tipo de recursos gratuitos y posibilidades, si no también abasteciéndonos con toneladas de información de lo más útil. Sin ir más lejos, yo he podido maquetar y publicar este libro usando esta maravillosa guía como principal fuente de información.

Y ahora, supongamos que ya has volcado toda tu creatividad, ya sea en una novela de ficción o en un libro donde hayas volcado tus conocimientos y aquello que sabes hacer mejor; supongamos también que te has tomado tu tiempo para revisarlo todo al dedillo y que has trabajado en redondear cada aspecto de tu obra; y, finalmente, asumamos que has conseguido resolver con éxito todos los procedimientos necesarios para publicar tu nuevo y flamante libro. Ahora la pregunta es, “¿por y para qué he hecho todo esto, y en qué me beneficia?

Como bien dice Risto Mejide en su libro Urbrands, “Si eres prostituta, ya puedes cobrar las horas lo caras que quieras, que al final sólo tendrás veinticuatro horas para vender. Tu límite es temporal, el beneficio depende de tu presencia, pues tu negocio depende de que tú estés ahí. Es lo que nos ocurre a todos los que trabajamos en el sector servicios. Sin embargo, una actriz porno echa un polvo una sola vez y luego lo vende en ciento cuarenta países.” Resumiendo: por mucho que hagas, por más que te esfuerces y por más horas que inviertas en tu negocio, llega un punto en el que no puedes hacer más. Y no solamente eso: están los días en los que bajas el ritmo, bien por enfermedad, bien por vacaciones, bien por interrupciones o recados…

Especialmente en el sector Servicios, para mantener un flujo de ingresos relativamente estable, necesitamos algo llamado ingresos pasivos, o activos. Generalizando mucho, son productos que ponemos a la venta, bien con nuestros propios mecanismos o bien a través de plataformas externas, y sirven, no solo para transmitir nuestras inquietudes creativas y nuestra especialización, si no también para generarnos ingresos por cuenta propia. Es decir: hemos puesto al producto a trabajar por nosotr@s. Esto sirve para aliviar parte de la tensión y de la responsabilidad que supone tener que generar un mínimo de ingresos mes sí y mes también, ya que cuantos más productos tengamos a la venta, mayores serán nuestros ingresos pasivos.

Esto se puede hacer tanto a través de libros o novelas (el producto en el que se centra este post) como también a través de videocursos online, productos audiovisuales (películas, documentales…), y un largo etcétera. Por supuesto, el hecho de crear estos productos requiere mucha planificación, tiempo y esfuerzo… ¡Pero si lo haces bien y lo promocionas como es debido, la recompensa moral y económica puede ser muy notable!

Y, dicho esto, espero que te haya gustado este post, y si tienes cualquier duda o sugerencia, no dudes en dejarme un comentario o en contactarme a mi correo electrónico. ¡Un abrazo y gracias!

Anuncios